miércoles, 28 de junio de 2017

He sobrevivido a la batalla...

He sobrevivido a la batalla
de mi corazón contra la luna.
A pesar de todas las heridas
abiertas en mi alma.
Ha merecido la pena
cada una de mis pequeñas muertes
sobre la piel del alba.
Porque ahora sè
que en esta guerra entre mi realidad y el sueño.
La poesía es aquella niña invisible,
que quedo atrapada en medio de la trinchera
En donde se oculta mi nostalgia.

martes, 27 de junio de 2017

Atravesando el umbral de mi sombra triste.

Atravesando el umbral de mi sombra triste.
Descubrí el corazón caliente del poema.
Ese corazón que supura
lunas negras y jacintos oscuros
en un cielo repleto de pieles de niños .
Y hallé un paraje de pupilas melancólicas
donde la lagrima permanecía dormida
junto la negra tecla del órgano.
Mi corazon es...
Un suspiro seco.
Y un sollozo ahogado en un te quiero
que se muere entre mis manos.
En medio de la realidad y el deseo
Solo queda un cruce de caminos
hacia nuestro espíritu indómito.
Un lago donde se hunde la metáfora y la sangre.
En un abrazo que es raíz y sombra
de su propia vida.
Mi llanto.
enredadera de piedra creciendo en la garganta.
Lírica cortante de mis sueños.
Voz perdida entre los muros
donde quedo atrapado el eco de mis versos.
Al otro lado de mi perfil oscuro.
Se halla el corazon caliente del poema.
Que es mi propio corazon arrancado del pecho
y tendido en lecho de mis lagrimas.
Rosa maniatada por su propia espina.
Que intento romper el útero de la noche.
Para intentar nacer siendo suspiro solido
de unos labios sin dueño,ni rostro.
Suspiro de amor. Eso solo.
Y acabar muriendo
siendo misma rosa maniatada.
Que se consume pétalo a pétalo
en el páramo donde rondan bandadas
los buitres de mi silencio.

miércoles, 21 de junio de 2017

¡Vive!:

A veces nos paraliza el miedo
de vivir demasiado deprisa.
De lanzarnos al vació de nuestra existencia.
sin red.
Y caer en un foso de corazones caníbales.
En donde seamos devorados por nuestros sueños.
¡Pero hay que vivir!
Vivir sin el miedo de perder las alas.
Vivir fuera de nuestra piel.
Y fuera de nuestra propia sombra melancólica.
Vivir con la certeza de que habrá un mañana sin muerte.
Y de que la tristeza
es solo un falso espejismo de nuestra alegría.
Hay que vivir.
No importa el precio que se ha de pagar.
Lo que mas importa es vivir.
¡Vivir!,¡vivir!,¡vivir!
Vivir siendo nuestro propio
Libertad de nuestra propia sombra.
Y suspiro de nuestro tiempo.
Vivir sin las afiladas cadenas de emociones que nos corten los latidos.
Vivir aunque a veces nos de miedo.
Aunque nos duela una lagrima.
¡Aunque nos sangre un verso!
A veces para vivir de de verdad
solo necesitamos golpearnos el corazón con un zapato de niño.
Dar cuerda al reloj de nuestras emociones.
Y perder el miedo a lanzarnos al vació de nuestra existencia.
Pues al fondo no hay corazones caníbales.
Sino un mar.
Un mar en cuya orilla desembocaron nuestros sueños.
Y en cuyas corrientes
nos encontraremos con nuestro rostro distinto de cada día.
Y en donde seremos:
Flor,poesía,y luna.
En la inmensa acrópolis de nuestra muerte.

martes, 20 de junio de 2017

Negro manto sobre España...

Negro manto sobre España.
El sol se corta las venas con un cuchillo.
Y las ciudades convertidas en paramos
Gritan por las inmensas grietas del silencio.
Llora un niño.
Barquitos de papel y casquillos de bala.
Llora otro.
Pedacitos de tierra y canicas resquebrajadas.
Tocan las sirenas a llanto.
Tocan las campanas a guerra.
De las ramas de un olivo colgaban las manos de un poeta.
Pieles de campesinos se extendían por el monte.
Y entre los escombros de la escuela.
Quedo sepultada la sonrisa del maestro.
Y una redacción a medias.
Un silencio oscuro.
Un pedazo de corazón palpitando entre los muros.
Lluvias de pupilas.
Cuyas lágrimas salpican los cristales
de los viejos casinos abandonados.
El país es un lienzo pintados con lagrimas y ceniza.
Y una postal gris.
Con un tranvía que se oxida
sobre un montón de burros muertos.
Y de perros calcinados.
En medio de la ciudad
Hay ríos de cemento por donde fluye la sangre.
Y cada uno de esos ríos desemboca en un mar de polillas negras.
Mar. En cuya orilla agoniza una paloma roja.
con el pico atravesado por la noche y la metralla.
Paloma que es niña.
Niña. Y ángel con las alas cortadas.
Libertad que se pudre con su piel sobre la arena.
Devorada,profanada y mutilada.
Por las bestias que entraron
dejando sus huellas de muerte sobre los montes.
Y sobre la calle.
¡Que solo quedo el paisaje!
Donde antes había pan y flores.
Ahora tan solo queda el tirabuzón de una muñeca.
Y el tacón de una mujer
como únicos testigos de la matanza.
¡Un estruendo azul!
Sobre los tejados.
¡Un estruendo de plomo!
Contra los corazones abiertos.
Y después....
Una mortaja sobre las esferas de los relojes.
Y un negro manto sobre España.
El sol con venas abiertas se desangra sobre las ciudades.
Aquellas ciudades convertidas en paramos.
En los que duermen  las sombra del pueblo junto a sus calaveras.
Ciudades las cuales
Dejando escapar un grito.
Un grito que resonaba por todo el país,
como un eco que recordaba
el mugido de toro herido
Cuya agonía es el oscuro viento metálico que retumba
por las grietas del silencio.

lunes, 19 de junio de 2017

Penitencia;

Un rosario en mi sangre.
Dos cruces en mis ojos.
En mi pecho hay un templo en ruinas
donde se reza a la melancolía.
Un ángel muerto en mi boca.
Me recuerda el sabor amargo de tus besos.
Besos que ocultan espinas.
Y navajas de aire.

Yo he sido penitente de tu sombra.
Y me he flagelado con mis lágrimas noche tras noche.
Hasta levantar la piel de mis rostro.
Y mostrar al mundo
el desnudo sanguinolento de mi amargura.
Cada hora me he apretado el silicio de mi pecho.
Para mortificar mi corazón.
Porque no concibo un corazón alegre.
Si no es para la alegría de tus ojos negros.

Mártir de tu piel.
Me he hecho un rosario con cada gota de mi sangre.
Y en mis ojos se gravaron dos cruces.
Cuando muerta de amor caí
en el interior de aquella tumba abierta que fue tu querer.
Tumba en donde las mariposas de juventud
arrancan pedazos de mi carne.
Hasta dejarme  a mi siendo un alma consumida.
En el panteón de los te quiero siempre.

Ahora un lirio con tú rostro.
Hecha raíces en lo mas hondo de mi ser.
Que terrible penitencia fue querer como te quise.
Dar mi juventud a un amor fantasma.
Y ser yo misma mártir de penas grises.

sábado, 17 de junio de 2017

Dulce mi soledad.

Dulce mi soledad.
En esta noche con la luna en tus ojos.
Un silencio de claveles rojos
Invadían mi serena habitación.
Tranquila mi alma reposa junto a luz de tú recuerdo.
Tranquila flota entre la realidad y el tiempo.
Hoy he vuelto a ser niña.
Y he perdido el miedo a morir en primavera.
Es mas he soñado,
Una primavera junto a la sombra de tu verano.
Y quiero dormir sobre tus lunares.
Siendo paisaje y vida de tu piel vestida de aire.
Dulce mi soledad.
En esta noche con tus ojos de luna.
Dulce luna la tú mirada.
Luna .y silencio de claveles rojos.
Mi habitación era un paraíso abierto a mis días azules.
Al misterio de tu luz.
y a las primeras horas de mi juventud.

viernes, 16 de junio de 2017

Mariposa monarca:

Alma de fuego y seda
posada sobre espíritus lavandas.
Sueño vivo.Y desprendido de su piel.
En cuyo corazón duerme
La luna azul de mi lejana infancia.
Y aquel misterio
que vive oculto;bajo la sombra de tus alas.
Águila imperial atrapado en el cuerpo de un hada.
Bajo tu perfil
El tiempo se inclina mostrando pleitesía
a tu vuelo de dorada plata.
Señora de los cielos.
Soberana de la primavera.
Ante tu presencia un poeta dibuja con su pluma,
los contornos de tu alma.
Y los ángeles clavan su rodilla en tierra.
derrotados ante tu belleza.
Mariposa de  sangre.
¡Mariposa monarca!
Mariposa.Que bajo su perfil esconde una pequeña diosa.
Y un pequeño fenix,
En cada batir de sus alas.

Federico tras el espejo(Book trailer)

Entradas populares